Por qué el flan sale mal y cómo solucionar los errores

Flan roto y crudo por dentro
Última actualización:

En este artículo abordaremos los 5 errores más comunes a la hora de hacer flan y cómo evitarlos o solucionarlos.

SALTAR A LA SECCIÓN
1. El caramelo sale mal
2. El flan se quema por arriba
3. El flan no ha cuajado o no endurece
4. El flan se rompe al desmoldarlo
5. El flan tiene agujeros o poros

1. El caramelo sale mal

El caramelo está quemado

Si el caramelo sobrepasa los 190° C / 375° F, adquiere un color muy oscuro y un sabor amargo, lo cual estropea el flan.

Solución: No hay más que tirarlo y al hacer uno nuevo, evitar colocar el fuego demasiado alto, utilizando una sartén con un fondo grueso como las que poseen tres capas de material, que distribuyen correctamente el calor.

El caramelo se cristaliza

Caramelo cristalizado al fondo de una olla. Foto: ALICIA ROBLES

Al hacer caramelo, nunca se debe remover la cacerola, menos con cuchara. A lo sumo darle unas vueltas desde el mango y con mucho cuidado. Si no, el azúcar se cristaliza y se endurece por completo en el fondo de la olla.

Solución: Comenzar de nuevo o agregar más agua y aguardar a que el caramelo se disuelva con los pasos a continuación:

VER TAMBIÉN: Cómo recuperar caramelo cristalizado

El caramelo se endurece en el fondo del molde

Si al hacer el caramelo sólo se utiliza azúcar y se la deja derretir, es normal que se endurezca rápidamente, por lo cual hay que verterlo en el molde ni bien se quita del fuego. También es normal que quede un poco de caramelo en el molde tras retirar el flan. Pero en otros casos, a pesar de que el flan haya salido prolijamente, el caramelo queda todo pegado en el fondo y eso se debe a que el caramelo tuvo una cocción corta y no se encontraba listo aún. Siempre procurar que adquiera una coloración ámbar y luego una tostada antes de utilizarlo.

Solución: Hacer caramelo líquido y echarlo por encima del flan. La próxima vez, verificar que el caramelo llegue a adquirir un tono tostado (sin llegar a quemarse).

2. El flan se quema por arriba

La temperatura del horno es demasiado alta

Flan en horno muy alto. Foto: ALICIA ROBLES

Al cocinar un flan, el horno debe tener la temperatura estable y baja, ya que si es demasiado alta, se quema por arriba sin cocerse por dentro, lo que hace que luego al intentar desmoldarlo, se parta. Si la costra se infla en el horno, el flan delata que la temperatura es demasiado fuerte.

Un horno muy alto también puede favorecer la aparición de burbujas de aire en el flan, una textura que no a todos les agrada.

Solución: Bajar la temperatura del horno unos 10° C / 50° F y continuar con la cocción.

No se ha colocado papel de aluminio por encima del molde

Flan roto y con costra superior. Foto: ALICIA ROBLES

Para evitar costras chiclosas y duras, se debe colocar un papel de aluminio o papel de horno por arriba del molde, o utilizar uno con tapa hermética.

Solución: Colocar un trozo de papel de aluminio o papel de horno por encima del molde de flan.

Por otro lado, se debe procurar que el recipiente con el agua del baño María no quede vacío, llenándolo con agua caliente en caso de que hiciera falta.

3. El flan no ha cuajado y no endurece

La receta contiene demasiado líquido

Una de las razones por las cuales el flan queda aguado es haber utilizado una receta con las proporciones equivocadas, es decir, una que contiene más líquido del necesario (ya sea más leche o menos huevos de lo recomendado).

Solución: Escoger recetas que funcionan. Aquí recomendamos nuestras mejores recetas que han sido testeadas una y otra vez para asegurar el mejor resultado:

FLAN DE HUEVO CASERO

FLAN DE HUEVO SIN LACTOSA

La temperatura del horno es demasiado baja

El flan debe cocerse a una temperatura baja pero poco calor puede hacer que el flan no termine de cuajar. La mayor parte de las recetas piden una temperatura entre 120-175° C / 250-350° F, sin embargo, cada horno (y cada receta) es diferente.

Solución: Si el flan queda aguado tras el tiempo de cocción sugerido, es posible aumentar la temperatura unos 10° C / 50° F hasta que esté listo.

El tiempo de cocción ha sido demasiado corto

Si la receta y la temperatura del horno son correctos, y el flan tiembla demasiado, puede indicar que sigue crudo.

Solución: Dejar el flan durante 10 a 15 minutos más con el horno encendido.

4. El flan se rompe al desmoldarlo

Una vez cocido y enfriado, se debe pasar un cuchillo por el borde del molde para permitir que el aire penetre y el flan se despegue del mismo.

Flan roto luego de desmoldar en caliente. Foto: ALICIA ROBLES

El flan está crudo

Si el flan no está listo, o no ha cuajado aún (ver el punto anterior), se romperá al intentar sacarlo de molde.

Solución: Cocer el flan hasta que al introducir un palillo, éste salga limpio.

El flan no se ha enfriado lo suficiente

Desmoldar preparaciones ni bien han salido del horno y se encuentran demasiado calientes es la principal razón de rotura de flanes (¡y de bizcochos también!). En el caso del flan, al sacarlo del horno todavía se encuentra algo aguado y hay que aguardar a que cuaje, por lo que primero debe ir varias horas en la nevera para que enfríe completamente antes de intentar desmoldarlo.

Solución: Dejar que el flan haya enfriado en la nevera al menos 6 horas antes de intentar desmoldarlo.

VER TAMBIÉN: Cómo arreglar un flan roto

El flan se ha pegado al molde

A veces, sobre todo en moldes grandes, el caramelo queda pegado en el fondo e impide que el flan salga.

Solución: Colocar el molde de flan frío a baño María dentro de otro molde con agua caliente durante unos segundos para que el caramelo se ablande y permita retirar el flan.

5. La textura del flan no es la correcta

Flan al huevo casero con caramelo
Flan con agujeros pequeños. Foto: ALICIA ROBLES

La textura del flan casero es una cuestión de gusto personal, no hay una más adecuada que la otra. Los puristas exigen una textura lisa y sedosa que no varíe en lo más absoluto, pero hay quienes no lo consideran un flan casero si no posee agujeros (también llamados «ojos» o «poros»).

El flan tiene agujeros

Los agujeros en el flan aparecen tras haber introducido aire a la mezcla, ya sea habiendo batido demasiado al momento de mezclar los ingredientes o haber tenido el horno con temperatura demasiado alta durante la cocción.

Solución: La próxima vez, evitar batir la mezcla, integrar los ingredientes con cuidado, o bajar la temperatura del horno unos 10° C / 50° F. En el próximo artículo hay más trucos para conseguir una créme caramel sedosa.

VER TAMBIÉN: Cómo hacer para que el flan salga liso sin agujeros

Más artículos
La manera correcta de cuidar utensilios de madera