Cómo almacenar el café en granos para que dure más tiempo

Última actualización:

SALTAR A LA SECCIÓN

La mejor manera de almacenar los granos de café para que duren más tiempo

La manera más adecuada de conservar los granos de café es en una bolsa sellada al vacío, en una bolsa con cierre cremallera o en un frasco sin aire, en un lugar fresco, seco y a oscuras. Por ese motivo, la despensa o el armario de cocina suele ser la mejor opción, siempre alejado del calor de un horno y al resguardo de la luz.

También cabe mencionar que deben ser guardados lejos de las especias o alimentos con aroma fuerte, ya que el café es higroscópico, lo que significa que no solo absorbe oxígeno y humedad, sino también cualquier aroma que tenga cerca.

Almacenar el café en granos en bolsas al vacío

Las bolsas opacas selladas al vacío son la mejor manera de almacenar los granos de café, estas previenen que la luz, oxígeno y humedad afecten a los granos. Estas bolsas por lo general vienen con una válvula unidireccional que permite que ciertos gases producto del tostado «escapen» por ella. Si el fraccionamiento se realiza en casa, es posible utilizar una envasadora al vacío hogareña.

Almacenar el café en granos en bolsas de cierre hermético

Las bolsas de cierre cremallera tipo Ziploc son prácticas y convenientes para almacenar los granos de café ya que permiten el re-sellado después del uso, asegurando así el contacto mínimo con el aire.

Almacenar el café en granos en tarros

Los tarros herméticos a presión, o sellados al vacío impiden que el oxígeno y humedad afecten a los granos de café que están dentro. Hay algunos que son resistentes al calor, y los de acero inoxidable son mejores que los de plástico, no sólo porque son más resistentes, sino que además el acero es un material más apto para entrar en contacto con alimentos y no absorbe olores.

Comprar tarros para almacenar café

El mito sobre guardar el café en la nevera

El café es poroso, y como ya fue mencionado absorbe aromas y olores. En la nevera (heladera) conviven cientos de olores de los diferente alimentos que tenemos almacenados en ella, es por eso que no es nada aconsejable conservar el café dentro de la nevera, ya que funcionaría como una esponja.

Además es importante mencionar que dentro de la nevera hay mucha humedad lo que contribuiría en hacer que el café se vuelva rancio rápidamente.

La nevera causa que el café se condense expulsando sus aceites esenciales hacia afuera, hacia la superficie, lo que hace que el café se ponga viejo.

El mito sobre guardar el café en el congelador para conservar su frescura

Los granos de café recién tostado tienen muy poca humedad en su interior, por lo que conservarlos en el congelador sólo los está enfriando y en-lenteciendo el proceso de envejecimiento, al no llegar a congelarse, la materia no cambia de estado. Esto hace que su frescura pueda prolongarse por hasta 10 veces.

Almacenar el café en granos en el congelador es considerada por muchos una buena práctica, aunque hay que tomar ciertos recaudos a la hora de hacerlo.

Al almacenarlo en bolsas es sumamente importante que estén cerradas al vacío, no puede quedar aire dentro de ellas, el aire tiene oxígeno y humedad lo que haría que condense y se eche a perder rápidamente.

Al quitarlos del congelador siempre hay que dejarlos aclimatarse a temperatura ambiente, si la bolsa es abierta y los granos dentro de ésta están fríos, la humedad condensará sobre los granos y puede causar el envejecimiento acelerado de estos.

Una buena recomendación es dejar una bolsa de 250 gramos a temperatura ambiente mínimo por tres horas antes de abrirla. Y una bolsa de 500 gramos mínimo seis horas. Los granos de café son malos conductores de calor y lleva tiempo que se aclimaten.

Más artículos
Dulce de membrillo casero
Cómo hacer dulce de membrillo casero