Crostata de crema pastelera y requesón, tarta italiana al limón

crostata de requesón y crema pastelera con masa frolla casera
Última actualización:

Crostata de crema pastelera y requesón (queso ricota) al limón

  • Partes: 1 molde redondo de 24 cm
  • Imprimir

Esta receta italiana de Crostata con crema pasticcera alla ricotta sabe tan bien como luce, su suave relleno de requesón y crema pastelera resulta ideal para aquellos que prefieren una tarta de requesón con relleno más cremoso sin recurrir a la nata para montar. La ralladura de limón perfuma esta tarta de crema pastelera ideal para la hora del té.

Ingredientes

  • PARA LA MASA:
  • Harina floja 380 g (3 tazas y media)
  • Mantequilla 180 g (3/4 de taza + 1 cda)
  • Azúcar 150 g (3/4 de taza)*
  • Huevos 2 unidades
  • Ralladura de limón 1/2 cda
  • Extracto de vainilla 1/2 cdita
  • Sal 1 pizca
  • Bicarbonato de sodio 1/2 cdita
  • PARA EL RELLENO:
  • Requesón (queso ricota) 300 g
  • Azúcar 50 g (1/4 de taza)
  • Crema pastelera 300 g
  • Huevos 1 unidad
  • Maizena 40 g
  • Ralladura de limón 1 cda
  • Extracto de vainilla 1/2 cdita
  • PARA DECORAR: (opcional)
  • Azúcar glas cantidad necesaria
  • Direcciones

    1. Para la masa, cremar la mantequilla y el azúcar con la ralladura de limón y vainilla. Agregar los huevos de a uno y luego la harina tamizada con el bicarbonato y la sal. Incorporar todo sin amasar, envolver en film transparente y reposar en el refrigerador como mínimo durante media hora.
    2. Mientras, mezclar todos los ingredientes del relleno con unas varillas o con batidor eléctrico, para lograr que la mezcla se integre perfectamente y no queden grumos.
    3. Encender el horno a 180° C / 350° F y enmantecar un molde de 24 cm de diámetro.
    4. Retirar la masa del refrigerador, dividir en dos partes, una más grande que la otra. Estirar con el rodillo hasta que mida aproximadamente 6 mm y forrar el molde con la masa. Presionar la masa hacia el fondo y bordes del molde, y pasar el rodillo por encima para cortar los sobrantes.
    5. Volcar el relleno sobre la masa. Estirar masa a 6mm nuevamente, y cortar tiras de aproximadamente 1 cm de ancho. Colocarlas de manera intercalada, hasta completar todo el molde. Cortar el sobrante, realizar una trenza con dos tiras y colocarla en el borde para tapar las uniones.
    6. Hornear durante 40 a 50 minutos, hasta que al pinchar con un palillo el mismo salga limpio. Si se llevara a tostar mucho por arriba, cubrir con un papel de aluminio o papel de horno.
    7. Espolvorear con azúcar glas a gusto y servir fría.


    En el caso de que vaya acompañada de algún dulce o mermelada (se sugiere mermelada de melocotón o albaricoque), reducir la cantidad de azúcar de la masa a 130 gramos.

    ¿Qué te ha parecido esta receta?

    Haz clic para puntuar

    Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

    Hasta ahora, ¡no hay votos!

    Más artículos
    Galletas con pepitas de chocolate sin lactosa