Tarta de queso con grosella roja y flores de geranio

Última actualización:

Tarta de queso con grosella roja y geranio

  • Partes: Para un molde redondo de 16cm
  • Imprimir

Una receta de cheesecake sin tanto queso blanco, especial para los que buscan una versión sutil pero con su característico sabor. Cubierto con dulce casero de grosella roja (también conocida como cassis) y pétalos de flores de geranio, posee un tamaño pequeño, ideal para disfrutar entre dos o tres comensales.

Ingredientes

  • PARA LA MASA:
  • 1/2 receta de masa para tarta dulce
  • PARA EL RELLENO:
  • 50 g de queso blanco
  • 25 g de leche
  • 1 huevo
  • 35 g de azúcar
  • 20 g de maizena
  • 1 cdita de extracto de vainilla
  • Ralladura de 1 limón
  • PARA EL TOPPING:
  • 100 g de cassis + extra para decorar
  • 50 g de azúcar
  • Ralladura de 1 limón
  • Flores de geranio para decorar
  • Direcciones

    1. Forrar el molde a utilizar con papel de horno para poder quitar la tarta una vez cocida. Si el papel no es antiadherente, enmantecar la superficie. Encender el horno a 170°C / 350°F.
    2. Estirar la mitad de la receta de la masa para tartas (la otra mitad se puede destinar a estas otras recetas que llevan masa para tartas dulce) y forrar el molde. Cortar el exceso con un cuchillo.
    3. Separar las yemas de las claras y reservar las claras en un recipiente bien seco y limpio. Colocar en una cacerola las yemas junto con la leche, el azúcar y la maizena, revolver y llevar a fuego moderado hasta que hierva. Retirar y agregar el queso blanco, la ralladura de limón y la vainilla.
    4. Batir las claras hasta que estén firmes, e incorporar en la mezcla anterior en 3 partes, desde fuera hacia adentro y suavemente para no reventar las burbujas de aire.
    5. Volcar en el molde, y cocer en el horno durante 10 minutos a 170°C / 350°F y luego bajarlo a 160°C / 340°F por 20 minutos más, o hasta que la parte superior parezca cocida y esté levemente dorada. Apagar el horno y dejar la tarta ahí durante media hora para evitar un choque de temperatura que haga que se desinfle. Retirar del horno, desmontar en una rejilla y una vez a temperatura ambiente, dejar enfriar por completo en el refrigerador
    6. Mientras, en una cacerola llevar a fuego bajo los frutos de cassis con el azúcar y la ralladura de limón por 10 minutos aproximadamente, hasta que haya tomado cuerpo pero aun esté fluido, revolviendo en caso de que sea necesario. Dejar enfriar y al momento de servir, echar por encima junto con algunos frutos de cassis y pétalos de geranio.

    *Las grosellas rojas pueden ser reemplazadas por frambuesas, o frutos del bosque, aunque la tarta no tendrá el mismo sabor. Si los frutos son congelados, pasarlos por un plato con azúcar para que se vean más vistosos. **Los pétalos de geranio pueden ser reemplazados por violas.

    ¿Qué te ha parecido esta receta?

    Haz clic para puntuar

    Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

    Hasta ahora, ¡no hay votos!

    Más artículos
    Tarta raw en mesa con cuchara y arándanos al lado
    Tarta sin horno de mango y arándanos